Fran, que posa su cabeza en mi almohada…

Para ella

Supongo que ésto es lo que planeó el azar durante tanto tiempo…

Diez de la noche. Me hago un hueco en el sofá justo cuando comienza a sonar la música que parece colgada de la ventana encendida del apartamento de Baxter. Al transcurrir sus minutos, los lugares conocidos se confunden con personas y hechos que ahora son sombras. En algunas escenas escucho a Baxter con otra voz. Viste una bata blanca y tiene acento madrileño. En la escena siguiente es Fran quien parece haber adoptado otra apariencia. Ha dejado la baraja de cartas sobre la mesa para posar su cabeza en mi hombro.

1999

Fran: Nadie merece un ascenso más que usted. Es el único que se quita el sombrero en el ascensor.

Baxter: ¿De verdad?

Fran: Te encuentras a cada uno. Algo les debe suceder a los hombres en los ascensores. Debe de ser el cambio de altitud, la sangre les sube a la cabeza o algo así. Bueno, si yo le contara.

Baxter: Me encantaría que lo hiciera. Quizás podríamos comer juntos en la cafetería algún día… o alguna tarde después del trabajo.

Fran: Piso veintisiete. Espero que todo vaya bien.

Baxter: Yo también. Tenían que llamarme en un día como hoy, con mi resfriado y todo eso. ¿Qué tal estoy?

Fran: Estupendo. ¡¡Espere!!

Fran se quita el clavel de la solape y se lo coloca a Baxter en el ojal de su chaqueta.

Baxter: Gracias. Eso fue lo primero que me llamó la atención de usted, siempre lleva una flor en la solapa.

2009

Fran: ¿Qué hace una raqueta de tenis en la cocina?

Baxter: ¿Una raqueta de tenis? Oh, sí, me estaba preparando un plato italiano. Lo uso para escurrir los espaguetis.

Fran: (pensativa) ¿Y por qué no?…

Baxter: En realidad soy bastante buen cocinero, pero un pésimo amo de casa.

Fran: Sí, ya lo veo. ¿Sabe lo que he encontrado cuando arreglaba el sofá? Seis horquillas, un lápiz de labios, un par de pestañas postizas y una varilla de cóctel del Stork Club.

Baxter: Es que soy una de esas personas que no saben decir que no. No me refiero a las chicas sino a…

Fran: A las personas como el señor Sheldrake.

Baxter: Supongo que sí.

Fran: Usted es una víctima.

Baxter: ¿Una qué?

Fran: Hay personas que abusan y personas de las que se abusa y saben que se está abusando de ellas, pero no saben qué hacer para evitarlo.

2008

Fran (acercando a Baxter su espejo de mano): Tome, arreglese el sombrero.

Baxter: Después de todo, ésta es una empresa conservadora. No quiero que los demás me tomen por un payaso.

Baxter enmudece al reconocer el espejo de Fran como el que encontró en su casa.

Baxter: Está… el espejo está roto.

Fran: Lo sé, me gusta así. Me veo tal y como me siento.

2011

Baxter: Sabe, antes vivía como Robinson Crusoe, como un náufrago entre ocho millones de personas. Hasta que un día vi huellas en la arena y la encontré a usted. Es maravilloso, cena para dos…

[…]

Baxter: La quiero, señorita Kubelik.

Fran: Siete, reina…

Baxter: ¿Ha oído lo que le he dicho, señorita Kubelik? Estoy loco por usted…

Fran: Calle y reparta las cartas…

The End, se acabó. Su cabeza intercambió mi hombro por una almohada hace pocos minutos. Aún conservo su calor. Su olor tardará horas en desvanecerse. Cambio de canal.


Anuncios

8 pensamientos en “Fran, que posa su cabeza en mi almohada…

  1. Podrías escribir un hermoso guión entrelazando las vidas de todas las Frans Kubelickcs y señores Baxters que nos rodean y que en un momento u otro se han cruzado , reconocido y celebrado el pertenecer al mismo planeta.
    Me ha parecido geniales esos recortes intercalados en diferentes tiempos y en diferentes escenarios.

    Real y hermoso como los finales felices con un eterno “continuará”

    • Los jugueteos del azar entre esta película y yo son asombrosos, Mary Kate. Ya te contaré, aunque uno de esos fogonazos se dio en tu blog el mes de enero de 2009. Estoy convencido de que somos cientos de miles los Baxters que andamos por algún lugar en busca de que nuestra particular Kubelik pose sus ojos en nosotros. Los diálogos y los años están ligados a mi circunstancia de aquel entonces. Sigo pensando que no hay finales o al menos que todo final contiene un continuará. De ahí mi manía por los puntos suspensivos…

  2. Es bonito ser protagonista de una película así. Aunque mientras no llegue el momento, el papel de espectadora tampoco está mal.

    • Parecerse demasiado a Baxter es tan poco divertido como parece. Eso sí, tener un final similar lo compensa todo. Y hay tanto que compensar. Mucho dolor, muchas cenas solitarias y no demasiadas alegrías. Lo único de lo que me enorgullezco de todo lo pasado es el haber mantenido una dosis de inocencia lo suficientemente sólida como para capear el tremendo temporal de hace un par de años. Ahora, sereno al fin y con la cabeza tan alta como Baxter en el último cuarto de la peli, lo que suceda en el futuro no me importa. Y si me toca volver a ser espectador, bien. No será nada nuevo y al menos podré contar que un día estuve del otro lado.

  3. Ays cuantas Frans Kubelickcs perdidas y desorientadas……esperemos que el azar siga cruzándolas a todas con cada uno de sus Baxter particular, y no necesariamente en San Valentín;)
    bss

    • Mucha gente desorientada, Troyana. Ya lo creo. Lo peor es que las posibilidades de que se encuentren con su Baxter particular son de una entre mil. Como sugería Alan Rudolph en “Made in Heaven”, confío en que esa posibilidad se dé al menos una vez en la vida y todos la aprovechen.

      Besos, Troyana.

  4. En tu posteo de deseos para el año entrante, le pedí al éter que apareciese en mi vida la señorita Kubelik. Cinco meses más tarde llamó a mi puerta. De algún modo tenía que suceder y así fue. De todos modos, te aseguro que los puntos suspensivos son cosa mía. Desde niño tengo la costumbre de finalizar las frases de ese modo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s