Más…

A Amélie le gustaba romper con una cuchara la corteza de la crema catalana…

Y le gusta ver lo que nadie más es capaz de ver…

Y hundir su mano en un saco de legumbres…

Y hacer rebotar las piedras en el lago…

A Amélie le gusta mirar a el rostro de la gente en mitad de la proyección de una película…

Y le gusta la lluvia…

Y fotografiar nubes con formas de animales…

Le gusta espiar a su vecino de huesos de cristal cuando pinta…

Le gusta dejar propina a los músicos callejeros aunque sean los gramófonos quienes hagan sonar la música…

Le gustan los encuentros fortuitos…

Y su habitación, coronada con cuadros de animales y lámparas asidas por cerdos en bata…

A Amélie le gusta imaginar su propio funeral y que todo el mundo la quiere…

Pero lo que realmente desea Amélie es que alguien la quiera, abrazar su espalda y recorrer las calles de París en una moto polvorienta…

Once Upon a Time…

Tres villanos imposibles

Una princesa que no sabe que lo es…

Un granjero…

…que se convertirá en pirata

Un usurpador que necesita una esposa…

Un milagrero desastre y su mujer…

Un clérigo que oficia “marimonios”

Un abuelo que cuenta cuentos…

Mark Knopfler jurando que jamás volverá a amar…

I Will Never Love Again

Una frase inolvidable…

“Me llamo Iñigo Montoya. Tú mataste a mi padre. Preparate para morir”

Y un final feliz…