Sexo, Hambre y Vergüenza…

Aún hoy, transcurrido más de un mes desde su visionado, se hace difícil comprender la frialdad con que “Shame” fue recibida por el público donostiarra durante el pasado Zinemaldia. Tal vez fue su gélida textura y la crudeza de su discurso. Tal vez que el sexo, fuera de los cánones establecidos, se sigue contemplando desde fuera con una mezcla de vilipendio y sonrojo. Tal vez fuese el cansancio, la preferencia por películas menos tóxicas que exigen menos del espectador. Lo cierto es que la excelente película de Steve McQueen, todo un catálogo de patetismo humano enmarcado con todo aquello que se percibe sórdido por las mentes de bien, quedó relegada a la categoría de película que debes ver para después olvidar.

McQueen narra con calculada distancia la historia de un ejecutivo neoyorkino que recibe la inesperada visita de su hermana pequeña, trastocando, de ese modo, una vida perfectamente orientada hacia el sexo, no ya como variante y hedonismo, sino como coraza necesaria para evitar cualquier contacto humano que amenace con llenar una vida vaciada a conciencia. Puestos en situación, relegada cualquier posibilidad de empatía con el bizarro protagonista, McQueen hace bascular la historia de modo irregular, tratando siempre de que su coronilla de auteur sea visible. Capaz de extraer secuencias tan hermosas como emponzoñadas, el director se afana en torpedear lo que ya funciona por defecto con multitud de homenajes a su incipiente genio, terminando, de tal modo, en resultar un lastre que, si bien no hunde la función, impide a la película alcanzar una formidable velocidad de crucero.

Michael Fassbender y Carey Mulligan, completamente entregados a sus personajes, entregan una actuación rematada con puntillas y acero. Son ellos los que remachan el carácter destroyer  de una historia de soledades compartidas con la sombra del incesto siempre presente. La frialdad de su puesta en escena, a juego con el vacío espíritu del protagonista, oscila entre lo aséptico y lo desolador, resultando una herramienta perfecta para ilustrar la soledad que mancha. La que se oculta entre el porno duro y los platos sucios. Para McQueen el mundo hermético de los sin alma tiene rendijas desde las que es posible contemplar la luz de ahí fuera. Y estoy de acuerdo con él…

Anuncios

6 pensamientos en “Sexo, Hambre y Vergüenza…

  1. Alex,
    lo que cuentas de “Shame” me atrae y mucho,así que la buscaré.Cuanto daño por otro lado hacen a veces “los bien pensantes”,dejemos que el cine entre por todas las rendijas que los prejuicios a veces no nos dejan disfrutar de estas pequeñas joyas que pasan no sé si intencionadamente desapercibidas.
    bsos

    • El sexo virtual, el cibernético, es un profundo tabú porque implica soledad y aislamiento. McQueen se arriesga al presentar al protagonista como un ente tan desamparado como tóxico. El resultado, a mi juicio, es notable. La película ha sido aclamada y premiada allí por donde ha sido proyectada. En San Sebastián, por alguna razón que ignoro, la frialdad fue la tónica. Ya contarás cuando la veas, Troyana.

      Besos.

    • Más que interesante película, Oli. Cuando encuentres un hueco, échale un vistazo. Merece la pena.

      Suerte con Equo!! Yo nunca voto por convicción y sistema, pero mi chica está pensando en ellos para darles su voto y su confianza.

  2. Cuando la estrenan? Me habeis creado entre la Princesa y tú una espectación…bueno entre vosotros dos y ese pedazo de Michael Fassbender
    ¿”relegada cualquier posibilidad de empatía con el bizarro protagonista…” ?Seguro?

  3. El prota inspira tanta lastima como terror, Mary Kate. Mérito de Fassbender hacerlo creíble. El personaje, conste, que no el hombre. Menuda la que montó en la gala de clausura (achispado en grado cinco andaba antes de la madrugada, lo que no le restó un ápice de encanto, debo añadir). La peli estremece y enternece a partes iguales. No tengo ni idea de cuándo la estrenarán, pero no dudes que merece la pena echarle un vistazo… aunque solo sea por ver a Fassbender saliendo de la ducha…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s