Fantástico Wes Anderson…

Se puede afirmar sin rubor que Wes Anderson ha creado una filmografía poblada de personajes animados. Desde el Max Fisher de “Academia Rushmore”, pasando por los Tenenbaums, Steve Zissou y los hermanos huerfanos de “Viaje a Darjeeling”, Anderson sabe que en lo singular siempre se oculta el camino hacia la excelencia. Siguiendo la estela, en “Fantástico Mr. Fox” se apoya en un popular cuento de Roald Dahl para continuar asfaltando ese camino, esta vez sumergiéndose por completo en los mundos de cartónpiedra que parecen más reales si se tiene la cabeza embutida en una máscara de ladrón.

Personajes y situaciones que al no familiarizado con el cine de Anderson se le antojarán insólitos y que para los que caminan del otro lado suponen su día a día, amueblan la fábula del zorro que se niega a someterse a lo que la realidad  depara a los de su raza. Un ser salvaje siempre lo será por muchas que sean las lecciones de civismo recibidas. La alegoría del director no erosiona el contenido de una película grande servida en formato aparentemente pequeño, permitiendo que el espíritu de la maravillosa obra original conviva con los mundos propios de Anderson en un ejemplo perfecto para comprender que la cuadratura del círculo en ocasiones se da.

Extravagante, irreverente, plagada de pequeños detalles que recomiendan visionados infinitos con la seguridad de encontrar una visión diferente y fascinante en cada ocasión, “Fantástico Mr. Fox” se queda grabada para siempre en la retina del afortunado espectador que ocupa su butaca esperando que el asombro le invada de nuevo. Y sí, esta vez ocurre.

Anuncios

10 pensamientos en “Fantástico Wes Anderson…

  1. De momento, la película del año, y todo un nuevo clásico. Roald Dahl es la excusa, el resultado es un brillante festival de personalidades irrepetibles y entrañables, situaciones disparatadas, y magia, mucha magia.

  2. Sin duda, la película del año y una de las grandes de lo que llevamos de siglo. Maravillosa es una palabra que no recoge ni lejanamente lo que ofrece este prodigio. La simbiosis entre los universos de Dahl y Anderson produce magia en su estado más puro.

    Enamorarse del cine (o reenamorarse) o de cualquier cosa al ver esta película es una consecuencia lógica tras su visionado. La magia nunca morirá mientras tipos como Anderson hagan cine.

  3. A finales de octubre pasado durante un viaje a Londres vi en los escaparates de muchos comercios como recreaban escenas de la película. Hice unas fotos. No la he visto aun , habrá que solucionarlo.


    • Simplemente geniales, Oli. Aún me cuesta creer que una película como esta haya pasado prácticamente desapercibida. En cuanto puedas verla, procura que sea en V.O. La voz de Clooney en boca de Mr. Fox es irreemplazable.

    • Espero que te guste. Reconozco que iba predispuesto por mi devoción hacia Wes Anderson y Roald Dahl, pero eso en realidad no significa nada después de la decepción de la última de Anderson y lo mal interpretado que suele ser Dahl. También iba equipado de cierto resquemor desconfiado. Y al final ya ves, me fascinó…

    • Al contrario que a ti, tan sólo “Viaje a Daarjeeling” me decepcionó. Decepción intensa, debo añadir, aunque no dejo de pensar en la peli las últimas semanas. Tal vez deba volver a verla. Sintonizo por completo con el universo de Anderson. Me confieso un Tenenbaum putativo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s