One year of love…

Como dice Francisco Nixon en aquella canción: “Baila para mí quiero recordarte así, bailando tan feliz”. Y bailas tan bien. Estás y con eso me basta. Estás desde hace 365 días, cuando recogiste mis pedazos bajo la sombra de un oso metálico y te empeñaste en recostruir semejante desastre. Y un año después aquí estoy, tratando de averiguar qué viste en mí.

“Llego a casa por la noche, las cajas están en la portería. Subo al apartamento, cargado, cierro con el pie. No hay mensajes en el móvil. Tampoco en el contestador. Miro la suela de mi zapato, apenas la he gastado. Veo mi imagen en el espejo, no aprecio ningún cambio. Algunas noches doy vueltas en la cama y me desvelo, hastiado. Los brazos de mi mujer me rodean mientras bosteza un beso en mi espalda. A veces creo que la quiero demasiado. Solo ella sabe lo que ve en mí.”

Invisible “Si no Creyera en la Locura” – Marisa López Mosquera.


Anuncios