Tristesse…

A ese sentimiento desconocido cuyo tedio, cuya dulzura me obsesionan, dudo en darle el nombre, el hermoso y grave nombre de tristeza. Es un sentimiento tan total, tan egoísta, que casi me produce vergüenza, cuando la tristeza siempre me ha parecido honrosa. No la conocía, tan sólo el tedio, el pesar, más raramente el remordimiento. Hoy, algo me envuelve como una seda, inquietante y dulce, separándome de los demás.

Buenos Días Tristeza – Françoise Sagan

Anuncios

11 pensamientos en “Tristesse…

  1. A veces confundimos o mezclamos la nostàlgia con la tristeza.
    Ser nostálgico no es ser una persona triste.
    La nostálgia es otra cosa . Tiene una gran parte de esos adjetivos que Sagán utiliza : Dulzura , obsesión…es exactamente ese :
    “Hoy, algo me envuelve como una seda, inquietante y dulce, separándome de los demás.”

    • Es que en realidad pienso que la nostalgia es un avance de la tristeza. En lo que sí diferencio es en las clases de tristeza. La buscada, la involuntaria, la tristeza sin fondo… La primera de ellas, la buscada, llega a ser tan confortable que te gustaría mantener ese estado durante semanas. Aunque para los demás verte así debe de ser de cansado…

  2. El alma, o lo que sea que es sentirse, busca compensaciones, aún viviendo en un campo de batalla. Se abriga al calor de la melancolía y sonríe. Quizá con ello amortigüe la gravedad de la caída, quizá sólo busque transmutar en miel la desdicha.

    Trucos de magia para no llorar.

  3. La foto es hermosísima. Ganas dan de buscarla en plan ganso y colgarla de una algún sitio. Ya no me quedan paredes libres en el cuarto en el que escribo y tengo los discos, los libros y todo eso. Están llenas de cuadritos. Voy a tener que replantearme las paredes. Es hipnótica. Y la película es fantástica. Hace pocos días vi de nuevo la versión de Jim McBride con Richard Gere en plan mozalbete y una actriz estupenda, guapa de verdad, Valerie nosequé, haciendo de Jean Seberg. Ésta vale más. A mí, al menos, me produce un bienestar mirarla. Dos a lo mejor. Buen Viernes Santo.
    Pasé un “birthday” cofrade. Eso te digo. En fin. Tampoco fue tan terrible.

    • La foto eriza la piel. Está tan bonita que no parece real. Como una pintura de trazo tan delicado que se podría romper sólo con mirarla. Y ella siempre fue una mujer estupenda en su tragedia. Porque no conozco a nadie que teniendo tan buenas cartas tuviera una vida tan trágica. La película de McBride es una tontería que gana con los años. La odié en su día y ahora me cae simpática. La Kaprisky fue un bellezón incapaz de conservar su aura, al contrario que Seberg.

      No suena mal eso del cumpleaños cofrade. No fue tan terrible, seguro que no.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s