El Adiós del Bastardo…

El maldito se va, y no lo va a hacer a lo grande, como a él le habría gustado. Se va litigando con su ya ex-mujer sobre su herencia; se marcha purgando sus muchas culpas y se queda lo residual: todas las putadas que infrigió a otros en vida.

Infidelidades, abusos con drogas y desplantes aparte, se marcha uno de lo más grandes e ignorados actores de todos los tiempos. El villano que todos habrían deseado ser. El hombre que dijo que durante el rodaje de “Rebelde sin causa” quiso ser James Dean, pero le faltaba el factor canalla. Y ahora que le sobra se va.

Una vez le dijo a Máximo Pradera, en una entrevista en “Lo Más Plus”, que aún estaba a tiempo de ganar el Oscar. La verdad es que nunca lo tuvo siquiera cerca. Pero tuvo algo mejor: una carretera sin fin y una Chopper por quemar.

Buen viaje, Dennis…

Anuncios

6 pensamientos en “El Adiós del Bastardo…

  1. Sabe que soy un hoppersiano militante capaz de tragarme su segunda peli en inglés sin subtitulos…

    Puestos a ir al infierno, que haya valido la pena. Y una semana de matrimonio con la señora Phillips ya casi lo vale.

    • El infierno le espera. Y no solo por la semana de calvario a la que sometió a Michelle Phillips… Como persona es terrible. Como director un fiasco glorioso. Y como actor un grande empequeñecido por su propia ira.

  2. Siempre me pareció que Hopper tenía pinta de ser tan cabrón en la vida real como en sus papeles de villano, de entre los cuales me quedo con el de Blue Velvet.

    • Es tan cabrón en la vida real como parece y mucho más. Los que tuvieron la desgracia de cruzar su camino con él no cuentan más que de sus maldades. Y qué buen actor. Los pocos que tienen buen recuerdo de él dicen que hay que escarbar para ver al hombre real. El problema es qua habría que llegar a China escarbando para ver al hombre real.

    • Su mala hostia es legendaria. El adjetivo más suave que le han dedicado es el de nocivo. Y él tan contento, siempre se quiso a sí mismo por encima de todo. Para allá no sé qué se llevará, pero aquí deja cuatro ex-esposas, miles de enemigos, cientos de miles de malos rollos y unas cuantas obras maestras (una incluso dirigida por él).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s