Confidencias a medianoche…

Tom: Hay familias que viven toda su existencia sin que les ocurra algo sin un mínimo de interés. Siempre he envidiado a esas familias.

El Príncipe de las Mareas (1991)


Anuncios

9 pensamientos en “Confidencias a medianoche…

  1. No he visto El príncipe de las mareas después de su estreno en cine. La he visto montones de veces en el videoclub y algún pase del plus ha sido voluntariamente pasado por alto. Me cansa mucho la Streisand. Me gusta muchísimo Nick Nolte. La historia, que recuerdo más o menos nítidamente, me pareció empalagosa. No así ciertos trozos, fragmentos, la historia del atormentado protagonista (Nolte) y sus recuerdos de su infancia y de cómo la violencia lo impregnó todo inevitablemente. De cómo los recuerdos astillan el porvenir. De cómo la vida no se restaura graciosamente a su modo idílico y deseable sino que va arrastrando las maderas del barco siniestrado. Algo así. No sé. Ese diálogo, que recuerdo y ubico, es sencillamente fantástico. Parece una cita de ésas que se pueden usar y suenan hasta rimbombantes y elocuentes. Es una película que no me importaría (ahora, recordada) ver de nuevo.
    Cuídeseme, oh my friend.
    No descuide la página.
    La mía sí que vive en abandono.
    A ver si charlamos uno de estos días.

    • Es una película insoportablemente melosa. Ya su material original lo era, imagina lo que supuso el pasar por las manos de la Streisand, siempre entregada en los brazos del melodrama más azucarado. Pero tiene escenas y diálogos y elementos (la partitura original de James Newton Howard) que la hacen merecedora de un segundo visionado. Yo lo hice hace pocos días, Emilio. Y me pareció que tenía más empaque que la primera vez que la vi.

      Trato de cuidarme, amigo mío. Y lo hacen, aunque a veces me resulte difícil dejarme cuidar. No descuido la página (parte de mi vida), pero he estado fuera una semana en la que mis prioridades se superpusieron. Hablamos cuando quieras. Llámame…

    • Es verdad, Oli. Cuesta recordar los momentos felices como cuesta escribir o hacer cualquier otra cosa mientras tanto que no sea pensar en ella o en él. La felicidad, en especial para lo que apenas la conocemos, es tan escasa…

  2. Alex,
    de esta película con final insoportablemente convencional y moralista,me quedo con la frase:”…en las familias, no hay delito que sobrepase el perdón”….eso y el susurro de él pasando el puente con el coche mencionando el apellido de la psiquiatra…..
    Por cierto,te he contestado a tu impresión sobre “Mapa de….” en mi blog,pásate cuando puedas…
    bsts

    • Ya decía yo que me sonaba rara la frase, aunque conociendo a la familia de Nick Nolte en la peli nada me sorprendería. Y eso que Melinda Dillon (su hermana en la ficción) es una mujer deliciosa.

      Vi tu respuesta. Añadiré algo que quedó pendiente después.

      Besos, Troyana.

  3. Buenas Alex,

    Llevo un tiempo sin comentar por aquí, tu blog, tu casa, y es que otras tareas, o el haber estado hasta hace poco en el Festival de Sitges me ha restado mucho tiempo.

    A ver si ves ‘Moon’ y a ver que te parece. A mí no es que me entusiasmara, pero bien, buena. Seguro que te traerá muchos recuerdos de ese cine de los 70 (está hecha a base de efectos visuales con maquetas, y con sabor a clásicos de la época…), y una maravillosa música de Clint Mansell… lo que me recuerda, Alex, que de este ‘Príncipe de las mareas’, y aunque la banda sonora fuera igual de dulce, lo único que ´ha perdurado en mi memoria, y mucho, es la música de James Newton-Howard.

    Un abrazo,

    Carles

    • Tengo pendiente leer las crónicas de Sitges (la tuya y la del Sr. Yume, preferentemente) para ponerme al día de lo que por allí ocurrió.

      Como amante de los scores cinéfilos, sabrás que Newton-Howard tiende a lo meloso a la mínima que le den cuerda. A pesar de ello, sus partituras suelen mantener un raro equilibrio que las convierten en las pequeñas (a veces grandes) joyas que son. En concreto, la que compuso para “El Príncipe de las Mareas” tiene algunos momentos sublimes a desenterrar del tono pasteloso generalizado.

      Un abrazo, Carles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s