Gente corriente y las cosas que pasan…

Redford alcanzó cotas muy altas en “El Río de la Vida”, preciosa historia de fatalidad. Pero fue en su ópera prima, “Gente Corriente”, cuando logró su punto más alto.

Su escena clave es aquella en la que Conrad (Timothy Hutton) se da cuenta de que la persona a la que debe perdonar es a él mismo. Tras un intento de suicidio, Conrad comienza a visitar a un psiquiatra (extraordinariamente interpretado por M. Emmet Walsh) para tratar su “enfermedad” y lograr descifrar el origen de su tristeza perenne. Piensa que su madre (Mary Tyler Moore) le odia y le culpa de la muerte de su hermano mayor, tan perfecto y tan destinado al éxito. Su agudo psiquiatra le guiará para que él se dé cuenta de que su problema reside en sí mismo. Entonces llegará la catarsis…

“Mi madre me odia. Me culpa de la muerte de Jordan. Me odia porque manché con mi sangre su perfecto cuarto de baño el día que quise matarme”

“¿Y quién no es capaz de perdonar, ella o tú?”

(tras un buen rato) “No es ella, soy yo. Soy yo…”


Anuncios

2 pensamientos en “Gente corriente y las cosas que pasan…

  1. Perdonarnos a nosotros mismos puede ser un final de trayecto sereno y una manera perfecta de cerrar el círculo.
    Pero quizás deberíamos plantearnos , ya puestos , el perdonarnos de una puñetera vez para poder no cerrar absolutamente nada y abrirnos de una vez a nuestra propia vida. Imperfecta por supuesto , pero nuestra y de nadie más .Y que merece ser vivida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s