Diablogo…

Y que Mycroft me perdone…

Joel: “Pídeme que vaya a verte”

Clementine: “Antes era más fácil”

Joel: “Pídemelo…”

Clementine: “No quiero perderte”

Joel: “Nunca me has tenido”

Clementine: “No quiero perder lo que nunca he tenido”

Anuncios

9 pensamientos en “Diablogo…

  1. Perdonado queda. Es sin duda una de las dos o tres grandes peliculas de amor de la decada.
    El dolor de la busqueda en el otro, del malentendido que subyace, de los pequeños ajustes de cuentas acumulados que estallan, del olvido, de la soledad, del amor de nuevo, revivido, reconstruido, de la perdida de nuestro propio dolor al perder la memoria, un dolor que nos hace ser nosotros mismos.
    Como dice Handke: No decir nunca “una pareja” (siempre hay solo el uno y el otro).

  2. Es una película redonda que me dejó fuera de combate muchos meses (años) y que me acompañará siempre, me temo. Los que nunca hemos buscado encontramos y aparece el milagro. Te ves reflejado en el otro. A mí me ha pasado dos veces y ninguna fue auténtica. Tengo que aprender a afinar mi sentido arácnido, Mycroft.

    Yo la vi al miércoles por décima vez, Amaya. Pero ninguna se puede comparar a la primera.

  3. Llevo una libreta (desde 1.991) en la que anoto todas las películas que veo. Título, director, fecha. He visto muchas veces To be or not to be. Pulp Fiction. El apartamento. Mucho Hitchcock muchas veces. Ahí está Olvídate…
    3, Álex. Las he contado también. 10 es mucho. Hay tiempo.

  4. Ramón Colom, a quien debo gran parte de mi cultura cinematográfica, hace lo mismo que tú. Escribe en una libreta cada película que ve, su ficha artística y un pequeño comentario.

    Diez es mucho, pero en este caso parece una cifra corta.

  5. En mi caso, me cuesta mucho volver a verla. De hecho sólo ver algún fotograma, o como en este caso, leer un diálogo incluso, tiene grandes consecuencias.

  6. Aquello del “si era auténtico volverá a ocurrir”. Mi problema es que nunca he vivido algo realmente auténtico, aunque así lo creí en dos ocasiones. No dudo que ocurra (tú eres el ejemplo), sólo que al no haberlo tenido idealizo el amor incodicional. El final de la película tiene múltiples lecturas y una sola interpretación. Me encanta ese “vale” que ambos cruzan…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s