Over and Over…

Wake up and try
you’re not listening
and neither am i
but it’s only a matter of time
before we’re walking out the door

sit with me on the bed
and stop pacing and pacing instead
cuz it’s only a matter of when
this heart to heart will end

but oh before we go
goodbye safety breaks
goodbye baby clothes
as you describe a straight line through all these rooms

i want you to put your hands on my face
run them over and over and trace
the lines that are starting to indicate
how long i’ve been in this place

the sun shines all day
on the curb where our valuables lay
waiting all to be taken away
like we brought them in before

stand with me in the den
the white walls and bare carpet again
it was warm now it’s empty and dead
and we won’t come back again

but oh before we go
goodbye tv trays
goodbye baby clothes
as you describe a straight line through all these rooms
through birthday parties
late night laundry
baby’s brides and grooms

i want you to put your hands on my face
run them over and over and trace
the lines that are starting to indicate
how long i have been in this place
the lines that are starting to indicate
how long we’ve been in this place.

Okkervil River – “Lines”


Anuncios

11 pensamientos en “Over and Over…

  1. Suenan a mil grupos conocidos, a campo. Me suenan también a campo. Descargué (vil método) un disco de presentaciòn porque un amigo me insistió: suele pasar. Hoy han vuelto. Estaban olvidados. Completamente. Hay tanta música, Álex, que oir: tanto qué hacer, tanto qué decir, tanto qué ver. Se me acumula el trabajo. El privado y el público. No tengo tiempo. Eso, bien mirado, está muy bien. El tedio asfixia. La vida es siempre muy corta. Vaya muy bien su día. Hoy me hecho al bendito Ipod a los granjeros.

  2. Hay tanto que escuchar, tanto que ver, tanto que decir, tanta gente a la que conocer. Me recuerda a aquel diálogo de “Tránsito” sobre la jodida belleza. Esta noche lo repesco. Y el tiempo nunca es suficiente, Emilio. Siempre falta.

    No soy un gran fan de los Okkervil Rivers. Tengo un disco suyo (bajado vílmente) y poco más. Me gustó esta canción al escucharla. Encaja con mi momento actual. Cosa del sol (de su ausencia), Emilio, que te baja el ánimo sin avisar. Por aquí ha brillado tres días en el último mes y medio, no digo más…

  3. Aquí ha brillado cuatro, en el jodido bendito sur ha brillado cuatro…
    Por lo demás, gris en la mirada. El color gris apoderándose de los tejados. En los parabrisas esta mañana frenética. Luego llega la noche: en la que deseas encontrar un hueco en el que realizarte (REALIZARTE) y encuentras cansancio. Anoche terminé de ver (vilmente) Frost/Nixon. En dos veces, oh my friend. Eso no me había pasado nunca. Como si fuera una serie televisiva. En dos veces. Partida. Una parte el domingo. Otra, el lunes. Menos mal que no duraba 3 horas como la (formidable) Benjamin Button Story. En ese caso tres sesiones. Abur, buena tarde. La mía arranca ahora. Vértigo. Stress.

  4. Bueno, yo he visto muchas películas troceadas. No me gusta hacerlo pero las circunstancias mandan. “Frost/Nixon” me atrae por su temática y me repele su director. No he leído aún tu reseña (aunque sí el elogioso título que le dedicas) sobre la película de Fincher porque tengo previsto verla el jueves o el viernes. Veremos.

    ¿Realizarse? ¿Qué es eso? Procura realizarte lo menos posible, así tendrás siempre tareas pendientes y a veces ilusionantes. El problema es el estrés.

    Qué sea una tarde asequible la tuya, Emilio.

    “Lost Coastlines” es muy muy buena, sí. La escuché en el youtube no hace mucho tiempo, he inmediatamente me bajé su último disco que sigo sin escuchar. Aun así, reconozco no ser muy fan de los Okkervil River. Me han recomendado en varias ocasiones que me haga con toda su discografía, pero me da pereza. “Black Sheep Boy” es un disco brillante, eso sí.

  5. Realizarse; trascender tu yo personal hasta alcanzar algún tipo de equilibrio. decían Les Luthiers. Qué buenos. Los vi en Córdoba un par de veces y hasta sabía (olvidé) trozos enteros de sus historias. ¿Los conoces? Van mereciendo que les dedique un rato de escritura bloguera. Realizarme: era un pequeño chiste. No es cosa trascendente: me realizo al día, me desrealizo al día, me realizo al día, me desrealizo al día… Buena noche

  6. Dale a Howard una oportunidad, hombre. Dásela, de verdad. Ahora ha vuelto a las andados danbrownianas y es que, como a Nixon, le debe encantar la pasta gansa pura dura. Pero este rato, sin ser brillantísimo, es digno, alto, emocionante en algunos tramos. Mira con atención el final (bueno, eso de con atención sobra) porque hay consideraciones sobre el poder de fascinación de la imagen buenísimos. Y está el vibrante ejercicio de boxeo clásico alrededor de los dos púgiles. Sin gustarme el boxeo, gusta su metódica y ritualizada puesta en escena. Y el cine alrededor del boxeo.

  7. ¿Que si los conozco? Los idolatro, de hecho. No les he visto actuar, pero les he visto en televisión y les he escuchado en mil ocasiones. Memorable aquel gag en el que ironizaban sobre el racismo: “Era un tipo tan negro que en su poblado le llamaban el negro.” Son una maravilla. Te envídio nada sanamente por haberles visto en vivo. Escribe sobre ellos, lo merecen y lo mereces. Soy de los que creen que al escribir sobre algo o alguien les robamos parte de su magia. Lo de realizarse lo has clavado. Cada día te realizas y te desrealizas. Nunca lo había pensado. Buena cita.

    Te diré que me gustó “The Paper”. Me entretuvo, me divirtió aquel redactor jefe de un periódico independiente que desayunaba cien latas de coca-cola y no podía atender a su esposa a punto de dar a luz. Me enterneció el plano final en el que se tumba en la cama del hospital a lado de ella y consigue dormir después de días frenéticos. Luego llegó la nada. “Apolo XIII” es insufrible y enfática. Mejor no hablo de “Una Mente Peligrosa”, película que tiene una escena increíblemente hermosa y poco más. El resto de su obra me produce dentera, incluído aquel remake enmascarado de “Centauros del Desierto” (¡¡anatema!!). No espero gran cosa de su nueva película. Aunque, como te he dicho, conozco la historia real desde hace años y me atrae.

    Pasa un buena noche, Emilio. Hoy la primavera se pudo sentir durante unas horas por aquí. Buena señal.

  8. Nos debemos un ratico de charla que no debe pasar de este viernes, por ejemplo, que es una tarde en la que puedo tener un hueco. Yo te llamo. A ver si te pillo. Ahí le damos cuerda al palique, palique a la cuerda. Abur, my friend.

  9. Tendrá que ser más adelante, Emilio. Y te pido disculpas por ello, pero no estaré localizable desde el viernes hasta el lunes. Nos debemos, desde aquella tarde de junio, no una sino muchas charlas. Y llegarán, desde luego que sí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s