Icono superviviente…

El lunes pedí el día libre. Debía vacunarme (y ya van tres, quedan dos) contra la ¡¡¡RABIAAAA!!! (repito esta coña con demasiada frencuencia entre mis habituales, creo que debo empezar a colocarme espuma en la boca y así acojonar más) y debía recibir los resultados definitivos de las mil pruebas a las que me sometí en septiembre tras repetir algún análisis en noviembre.

“Seguimos sin saber qué te ocurrió, pero estás vivo de milagro, no sé si eres consciente de la suerte que tienes”… Qué bien, ya van tres milagros en un año y ninguno me ha reportado nada perdurable. Qué afortunado soy.

Y escuchando a la doctora abroncarme nuevamente recordé a los Coreys (Corey Haim y Corey Feldman). Iconos de mi adolescencia. El éxito les llegó pronto y no supieron asumirlo. Famosas son sus fiestas de mamadas. Colocaban a las groupies (docenas de groupies) en fila y las iban turnando frente a su sexo. Después llegaron los desmadres con las drogas. Se metían tanta coca que llegaron a vaciar cajas de valium para contrarrestar sus efectos. Tras años de desenfreno, a Haim la piel se le tornó grumosa y Feldman comenzó a ver cosas que no estaban allí. Los médicos dijeron que era un milagro que hubiesen sobrevivido a todo aquello.

Hoy día están olvidados pero vivos. Sobreviven filmando prescindibles series de televisión en espera de que el milagro que tocó a Mickey Rourke les llegue a ellos. Siempre en espera del milagro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s