Regalos y Días de Reyes…

El sábado por la tarde escalé hasta la parte alte de su armario para sacar de allí el árbol de Navidad que ellos solían colocar mediado diciembre. Había decidido no colocarlo pero pensé en que puede que sea la última navidad que celebra esta casa y en que siempre, desde que yo nací, este lugar ha tenido un árbol de navidad en su salón. Lo coloqué y enchufé sus luces multicolores durantes varias horas. Después me senté en el sofá y las observé hasta la madrugada.

No tenía pensado regalar nada a nadie el día de Reyes, pero luego recordé que ella me dijo una vez que las luces debían brillar aunque no estuviera. Tenía 50 euros y me sobró uno al terminar de comprar los regalos baratos que he guardado para mis hermanas y hermano, para el nano y para un amigo que no se ha desprendido de mí pese a todo.

La cuestión es dar guerra hasta el final sin importar el bagaje arrastrado. Esta mañana estuve en el cementerio visitándoles. Una mujer, muy perdida, me preguntó dónde podía encontrar agua. Le señalé el lugar y me largué. Y recordé aquellas palabras: Mereces que te ocurra algo bueno, ya te toca. Bueno, tengo 365 días para que algo bueno me ocurra.

Mañana es día de Reyes. Era unos de los días más felices del año (y uno de los más tristes, paradójicamente) desde que era niño. No recibía demasiados regalos (a veces ninguno), pero cualquier decepción se compensaba sobradamente con el rostro de felicidad de los que recibían los míos. Esta noche el árbol brillará hasta que amanezca.

Anuncios

2 pensamientos en “Regalos y Días de Reyes…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s