Silencio…

La gente que juega al golf sabe que el hierro 3 es el palo menos usado. Imaginémonos un hierro 3 en una cara bolsa de golf de piel, pero que se usa muy pocas veces, con otra imagen en paralelo, la de una persona abandonada o la de una casa vacía. Al mismo tiempo, Tae-suk utiliza un hierro 3 como herramienta para rescatar a Sun-hwa, y eso también significa un cambio lleno de esperanza

Kim Ki-duk

El cine de Kim Ki-duk pasó de la extrema violencia de “La Isla” a la imagen contemplativa de “Primavera, Verano, Otoño, Invierno… y Primavera” en pocos años. Su visión del mundo cambió, según confesó. Entonces decidió ceder únicamente a la imágen el protagonismo de sus historias siempre obsesivas.

En “Hierro 3” cuenta la historia de un vagabundo que invade casas abandonadas temporalmente. No es un ladrón, no se lleva nada que no sea suyo, sólo busca un techo bajo el que soportar la temporada de lluvias. Mientras tanto, hace la colada y efectúa pequeños arreglos caseros para compensar su hospedaje. Tae-suk (el vagabundo) no tiene futuro y lo sabe. Su instinto de supervivencia le lleva soportar un día más en espera de un improbable milagro. Y el milagro se produce cuando conoce a Sun-hwa, una antigua modelo a la que su matrimonio ha convertido en reclusa. Al conocerse se darán cuenta de lo mucho que se necesitan el uno al otro, aunque saben que su historia difícilmente tendrá un final feliz.

El director coreano utiliza las miradas como lengua vehicular de dos personas acostumbradas al silencio. Un día es mejor que ninguno y tres son mejores que dos. Las palabras ceden su protagonismo a las miradas y a los gestos. Es así cómo la historia deriva en posibilidades infinitas. Y es así como el final siempre está por escribir…

Anuncios

6 pensamientos en “Silencio…

  1. Hierro 3: me la grabó un amigo. La tengo en esa zona de Pelis por ver….
    ¿la ataco a fondo?
    Me has picado la curiosidad…
    Que no se entere quien me la grabó…
    Creía entusiasmarme con el regalo y no fue así…
    Hierro 3: un título tan horrible…

  2. Ok. Está en la lista. Últimamente (lo verás en la entrada de reseñas de mi Espejo) no veo mucho cine. Requiero cierto estado mental para ver cine con la suficiente entrega. Y ahora, por circunstancias que no vienen al caso, no lo tengo. Estoy molido, el cuerpo (en ocasiones) no responde… Pero llegarán mejores tiempos. Hierro 3 en la recámara…. Y tantas..

  3. Kim Ki-Duk me gustó con “primavera,verno,otoño,invierno…” y después con “Hierro 3” me conquistó del todo,hay veces que sobran las palabras y los gestos e incluso los silencios y las miradas nos van conduciendo en el desarrollo de una historia.Para mí sus películas son de una sensibilidad tangible en la que el espectador/a ha de estar muy atento/a para no perder detalle y convertirse como has dicho,en cómplice.

  4. A mí me gusta mucho el cine de Kim Ki-duk. Los silencios, como decía Tarkovki, te llevan a imaginar situaciones y personajes. No me incomodan ni me aburren, las miradas o su ausencia (los gestos) lo dicen todo. Sus películas son extremadamente sensibles. Hay que estar muy cerca de él y su filosofía para sentirlas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s