Descanse en paz… y que no vuelva…

Hoy 20 de noviembre, aniversario de la muerte del señor que venció a los rojos y sometió a los pérfidos masones, debo homenajear al gran hombre que hizo esperar a Hitler en Hendaya (aunque la verdad es que se retrasó por causa del lamentable estado de las vías de tren españolas). Ese tipo ingenuo pero bienintencionado que aunque firmó miles de sentencias de muerte era capaz de comprarle a un charlatán un sistema que convertía el carbón en oro. Un hombre para el que mis abuelos, que lucharon ambos en el bando rival, siempre tuvieron palabras de cariño como: “ese cabrón no se muere”. Ellos fueron testigos de cómo centenares de hombres eran lapidados, fusilados o lanzados desde campanarios al vacío por masas enfervorizadas y presenciaron como sus mujeres eran rapadas y violadas por la misma turba. Mi abuelo paterno se alistó el día siguiente de saber que su hijo mayor había muerto a los 17 años en el frente de Valencia. Mi abuelo materno fue alistado a la fuerza por una patrulla republicana (las atrocidades llegaron por ambos lados, no lo olviden) pese a comulgar con sus ideas. No en vano mi abuelo era apodado “el rojo” y no sólo por su cabello intensamente rubio. Se consideraba demasiado viejo para pelear en una guerra y pensaba que su lugar estaba al lado de su mujer y sus dos hijos. De hecho, su primer hijo varón murió durante la guerra, años después, ya acabada la barbarie, nació mi madre. Pero las pequeñas historias no le importaban al caudillo, él estaba destinado a la gloria. Dijo Woody Allen, en Todo lo que siempre quiso saber sobre el sexo pero no se atrevió a preguntar”, que al fin había descubierto la relación entre masturbación y política. Y al generalito algo le debía sonar aquello, porque presiento que el sexo no le atraía. No creo que fuese homosexual. O igual sí, no por nada el general Queipo de Llano le apodó como “Paca la culona”. Aunque tiendo a pensar que era más bien un tipo asexuado que problablemente nunca tocó a su esposa, cosa que a ella le debió congratular.

Pues bien, en honor a ese hombre que lanzó una cruzada contra el hereje, depositaré virtualmente (con ayuda de el Follonero) unas flores en su tumba. Y si sospechosamente las tres flores forman los colores de la bandera republicana es pura coincidencia, conste…

Anuncios

6 pensamientos en “Descanse en paz… y que no vuelva…

  1. Me encantaria escribir un guion en que, efectivamente, hay una conjura judeomasonica y un atentado acaba con Franco en 1956.
    Aunque solo sea por matarle de alguna forma especialmente vegonzosa en algun tipo de ficcion ucronica.

  2. hay un libro genial de philip roth en el que cuenta en clave de novela histórica (de hecho si no sabes de lo que vas el libro no te das cuenta hasta que estás muy metido) lo que habría pasado en el mundo (judío, principalmente) si eeuu se hubiera hecho aliado de hitler en la segunda guerra mundial. todo empieza con la elección de lindenbergh (si, el aviador) como presidente. y luego a roth se le va la olla…

  3. De esas hay cientos. Norman Spinrad no tiene en gran estima a sus colegas de la ciencia ficcion: En la suya Hitler emigra a America y viene a convertirse en un Heinlein ultrafachoso…un escritor, lo que le permite a Spinrad crear una novela pastiche parodica dentro de la novela.

  4. No es una mala idea para un guión, Mycroft. Siempre que se habla de lo que pudo ser recuerdo aquella película de Fritz Lang, “El Hombre Atrapado”, y el momento en el que un cazador inglés apunta con su rifle a Hitler durante una de sus estancias en el “Nido del Aguila”, su residencia de verano. Hay hasta videojuegos que especulan con qué habría pasado de haber ganado la guerra Alemania.

    Conozco el libro de Philip Roth pero no lo he leído, Laura. Lindbergh era un simpatizante nazi declarado. La muerte de su hijo le radicalizó. Y sobre el libro he leído a varios críticos definirlo como tú: una ida de olla monumental. Me llama la atención, algún día lo leeré.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s