El Mundo es un Lugar Extraño…

Desde pequeño tengo la costumbre de guardar la entrada de cada película que veo, añadiendo en el reverso la fecha, el título y un breve comentario que sirva para recordarme tanto las sensaciones que me produjo la película como cualquier otra circunstancia ocurrida durante la proyección.

Y es que en las cerca de mil película que habré visto en salas me ha pasado de todo. He asistido a peleas. Me han metido mano y he metido mano. En una ocasión, un anónimo pajillero nos informó a todos los que allí estabamos, y a grito pelao, de su éxtasis manual gracias a las potentes tetas de Erika Eleniak durante la proyección de “Chasers”. He sufrido cientos de veces a los domingueros palomiteros. He visto películas completamente solo en la sala (“Sky Captain y el mundo del mañana”, en la madrugada de un cinco de enero). He presenciado abucheos, abandonos en masa, aplausos a destiempo, risas flojas incontenibles. Conocí a una chica durante la proyección de “El Abogado del Diablo” con Don Johnson pavoneandose al fondo. Estuve a su lado durante años. Me robaron en plena sesión. Una vez tuve que ver “Ed TV” con un tipo de aspecto psicótico delante mío, quien no cesó de mirarme de reojo durante las dos horas de película. Mi hermano y yo vimos “La Pasión de China Blue” a las cuatro de la tarde en un cine de la periferia, rodeados de los auténticos pacientes de un psiquiátrico que repetían compulsivamente cada línea de diálogo que escuchaban. Fui objeto de excesivos cuidados por parte de los acomodadores al ver “Sin City” con muletas un verano… y casi acabo rodando escaleras abajo. Vi “The Crow 2” completamente empapado a causa de un tromba súbita de agua que me alcanzó poco antes de llegar al cine, lo que terminó provocándome una neumonía que casi acaba conmigo. Vi “Planeta Rojo” un 31 de diciembre. Éramos tres personas en la sala. Al salir, a poco más de una hora de la medianoche, las calles estaban vacías. Asistí a una surrealista sesión de “Mystic River” en el CineCitte de Getafe en la que la corriente eléctrica se desvaneció en no menos de cuatro ocasiones, siendo amenizados los tiempos muertos por una esforzada empleada que nos hacía resúmenes de lo que había ocurrido hasta entonces. En fin… hay mucho más que contar, pero creo que la más extraña y entrañable situación fue la que sigue…

Sucedió antes de comenzar la proyección del magnifico debut de Alan Rickman como director en “The Winter Guest”. Éramos cinco personas aquel gélido día de febrero. Tres chicos, dos chicas. Sólo dos había acudido juntos, el resto nos habíamos sentado dispersos en aquella enorme sala. De repente, el tipo que estaba más adelantado se levantó y dijo: “Escuchad. Ya que somos tan pocos y hace tanto frío, ¿por qué no nos sentamos todos juntos?” Y así lo hicimos. Es más, al salir, noche cerrada ya, tomamos café los cinco mientras discutíamos sobre la peli… Estuvo bien, incluso intercambiamos los teléfonos.

Nunca volvímos a vernos…

Publicado originalmente en 2005…

Anuncios

6 pensamientos en “El Mundo es un Lugar Extraño…

  1. Al leer la frase (El mundo es un lugar extraño) siempre me viene a la cabeza (la jodida máquina de recuerdos, que dice un amigo mío cuando pilla la depre) la oreja de Blue velvet. Ahora también. El cine es un lugar mágico. Entonces, amigo, tienen que suceder cosas, al menos, rayanas en la magia, en la extrañeza, en lo paranoico, en lo sublime, en lo divino, en lo surrealista, en lo estrambótico, en lo quimérico, en lo promiscuo. O nada de rayano en nada. Directamente extrañas, paronicas, sublimes, mágicas, surrealistas. Comparto alguna de las cosas vividas por ti en los cines. Otras que no nombras y que yo he vivido también te serán familiares. No guardo tickets de pelis en ningún sitio (hubiese estado bien), pero llevo en libretas todas las películas que veo desde 1.991. No se me ha pasado, creo, ninguna. Las numero. Les pongo la fecha. El director. Me sirven (es curioso) como una especie de diálogo conmigo mismo. Son un diario: uno personalísimo, como casi todos. Viendo fechas, recuerdo cosas. No preciso escribirlas. Las películas me las traen: en bandeja de plata. Ésa la vi en vhs, en una copia malísima de un videoclub de Priego de Córdoba, cuando empecé a ser maestro y vivía solo. Como no tenía video (nunca tuve hasta que me casé) cogí un viernes por la tarde, al terminar las clases, el del colegio. Lo pedí, claro. Fui con mi Samsung bajo el brazo más contento que Jack Dawson viendo delfines en el Titanic y fui a mi piso de alquiler. La vi entusiasmado. Dos veces. Me ventilé un Jack Daniel’s (el alcohol: me reñirán algunos lectores que conozco) con la prodigiosa historia de Wilder y con un par de cintas más que también cayeron entonces (A ver: La cosa, versión Carpenter; y Frances, no recuerdo el director, con mi adoradísima Jessica Lange, que ella sola merece un post). Cuídemese, como dices tú. Mucho.

  2. De hecho, tomé la frase de la película de Lynch. El mundo es lugar muy extraño si te detienes a observalo con calma, Emilio. Todo lo que me ha ocurrido en las salas oscuras lo prueba. Gozosamente extraño, se podría decir. La Lange merece un posteo y merece un blog para ella sola. Y Sam Shepard también. Rara vez ocurre se unen dos personas tan diferentes y extrañamente complementarias. Y rara vez lleno una de mis libretas de modo coherente. La anarquía las preside, Emilio.

    Sí, como suelo decir, cuídeseme mucho, Emilio.

  3. Yo empecé a guardar hace años entradas de cine, hasta que me di cuenta de que el cine al que suelo ir utiliza una tinta para imprimir entradas que hace que misteriosamente se borren los títulos a los meses, así que dejé de hacerlo… Eso sí, guardo en una caja, religiosamente, las entradas de todos los conciertos en los que he estado los últimos 14 años (desde aquel primero de Extreme y Aerosmith, cuando tenía 16).

    Por cierto, recordaba la anécdota que cuentas de “The Winter Guest”, me pareció encantadora en su día…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s